Navidad a buen ritmo: costumbres y tradiciones en el hemisferio sur

Llega la Navidad, tiempo de paz, amor, solidaridad, buenos deseos, y sobre todo tiempo de frio. Aparte de la creencia de que el nacimiento de Jesus se establezca en el mes de Diciembre, mucha es la simbología que asocia a estas fiestas con el frio y la nieve.

Para empezar, Santa Claus reparte sus regalos conduciendo un trineo (vehículo que se desplaza por la nieve), y suele entrar a dejar sus regalos por la chimenea (que se utiliza para calentar una estancia), y deja esos regalos en el Árbol de Navidad (que suele ser un pino, árbol predominante en las zonas del Norte y regiones frías). También se instala en los hogares el tradicional Belén, y entre sus figuras están la mula y el buey, que daban calor al niño Jesus en esa noche de frio. Los Reyes Magos seguían a la estrella que les conduciría al lugar donde iba a nacer el Mesías. Dicha estrella se creía que era la Estrella Polar.

Todo esto coincide con el clima frio que impera en estos meses de inverno en el hemisferio norte. Pero si en el hemisferio sur el clima es veraniego, ¿Cómo celebraran allí estas fiestas?. Si aquí tomamos caldo de Navidad, y ponche para entrar en calor, ¿allí la celebraran tomando helados?.  Pues no.

Cierto es que la mayoría de las tradiciones son iguales que las que tenemos en nuestro hemisferio, aunque en algunos países se han adaptado a sus costumbres e idiosincrasia.

Las similitudes son muchas en los países de habla hispana: la cena de Nochebuena, la Misa del Gallo, o la tradicional comida de Navidad, pero hay diferencias.

Por ejemplo, en Venezuela tienen una curiosa tradición conocida como “la patinata”, que consiste en salir a patinar y montar en bicicleta por las calles de las ciudades, todo animado por bandas de música.

En Brasil la Nochevieja se celebra en las playas. Ataviados con vestimentas de color blanco, suelen iniciar el año mojándose los pies descalzos con el fin de atraer la buena suerte.

La llegada de Papa Noel en Australia es todo un espectáculo. Hace aparición subido en una tabla de surf, con su habitual traje rojo. Allí el lugar de reunión suele ser también en las playas, donde cambian el tradicional pavo por una gran barbacoa de mariscos, fruta fresca, y la tradicional Pavlova (pastel de merengue cubierto de crema batida y fruta).

En Sudáfrica la festividad se centra principalmente en los días 25 y 26 de Diciembre. En lugar de cena de Nochebuena, se celebra la tradicional Comida de Navidad, aprovechando que el día 26 es festividad nacional. Allí cambian el tradicional pino o abeto por un árbol hecho de alambre y decorado con símbolos autóctonos como muñecos zulus o símbolos Ndebeles. Los manjares a degustar suelen ser las carnes de avestruz, búfalo, y cocodrilo, además del marisco.

Cabe destacar que en todos estos países la música navideña suele ir principalmente en consonancia con la música popular de cada país. En los países sudamericanos mantienen los villancicos tradicionales, pero con toques rítmicos latinos.

En Australia y Nueva Zelanda impera la música navideña inglesa y americana, pero con ritmos alegres y veraniegos.

Mientras que, en el país sudafricano los ritmos populares se entremezclan con canciones de temática navideña, como puede ser el popular “Siyahamba” (que viene a indicar que caminemos hacia la luz de Dios), o “Banuga Sing Noel” (que anuncia que el rey de Reyes ha nacido en Belén).

Sea cual sea el lugar donde celebres tu Navidad, en Motiva podemos darte el mejor servicio de hilo musical. Nos adaptamos a todas tus necesidades musicales y publicitarias, para ofrecerte un servicio de calidad. Desde el villancico tradicional en la lengua que precises (castellano, valenciano, catalán, euskera,…), a la música tradicional sudafricana.