¿Cómo elegir la música más adecuada para una tienda de ropa?

La música forma parte de nuestra vida cotidiana. La escuchamos a través de unos auriculares al practicar deporte porque nos motiva y acompaña en dicha actividad física. Suele ser una música muy rítmica para incentivar la actividad física. Acudimos a la consulta del dentista y está presente como música ambiental la cual suele ser música clásica o relajante para aplacar los nervios que supone el tratamiento que nos vayan a realizar.

Si estamos en un centro comercial, podemos observar los diferentes estilos musicales que podemos encontrar en cada tienda o local al que accedamos. Esta diferenciación de estilos está establecida en una serie de estudios y criterios cuya finalidad es hacer más confortable el tiempo que estemos en dicho local, e incentivar el consumo.

El hilo musical, pues, no es tan sólo un relleno acústico para el vacío, sino que tiene un componente que afecta a la conducta de los compradores y, en consecuencia, a las ventas de la tienda en cuestión. Es más, distintos estudios han demostrado que el ritmo, el tono y el estilo de música utilizado conducen a distintas conductas sobre el consumo.

En este post nos vamos a centrar en la música que suena en las tiendas de ropa.

Existen diferencias entre la música que podemos escuchar en una tienda de ropa destinada al público infantil, respecto al juvenil y al adulto. Vemos pues que uno de los criterios a tener en cuenta es el perfil de edad del cliente.

Además de la edad del cliente, otro de los aspectos decisivos para seleccionar la música más adecuada a cada tipo de establecimiento textil es el perfil sociocultural del cliente. No vamos a escuchar el mismo estilo musical en una tienda de ropa casual o urbana, que en una tienda de ropa de diseño.

Otro aspecto a tener en cuenta es el perfil de venta de la tienda. Si estamos en un establecimiento de atención personalizada, en la que el tiempo que el cliente es atendido por el vendedor, lo aconsejable es optar por ritmos musicales más pausados, que relajen al cliente y lo hagan estar en un clima confortable de espera. Esto difiere de si estamos en una tienda en la que el cliente coge el producto y pasa directamente por caja, en la que interesa que haya celeridad en las ventas. Aquí interesan ritmos más rápidos para aumentar la celeridad en las ventas e incluso incentivar el consumo de cabecera (productos situados junto a la caja de pago).

Siguiendo estos aspectos, podemos establecer una serie de estilos musicales aconsejables según el perfil de edad y el tipo de cliente:

-Moda Infantil: La música aconsejada para una tienda de ropa infantil suele ser de ritmos alegres, no estridentes, con estribillos reconocibles y repetibles. La música pop suave, y las melodías de series televisivas destinadas al público infantil suelen ser buenos recursos para este tipo de establecimiento.

-Moda Juvenil y Adulta. Aquí dependería del tipo y estilo de ropa que este a la venta en dicho establecimiento:

  • «Casual» o «urban»: lo aconsejable es optar por música con ritmos electrónicos con artistas como Dua Lipa, Calvin Harris, o Echosmith.
  • «Skater» o «surfer»: la música hip hop suele ser la elegida, con artistas como Snoop Dogg, Dr. Dre, o Kevin Gates.
  • «Hípster»: la de música indie suele ser lo aconsejable. Artistas como Foster The People, Kaiser Chiefs, The Killers, o Love of Lesbian.
  • «Trendy»: aquí engloba la ropa que está de moda y que es tendencia actual. La música pop latino actual (J Balvin, Natti Natasha,..) y éxitos pop de grupos de rabiosa actualidad (Portugal The Man, Bebe Rexha, o Clean Bandit) con ritmos frescos y alegres.

En Motiva sabemos de la influencia que tiene la música dentro del sector textil, y de lo importante que es elegir el estilo musical que mejor se adapte a tus clientes. Déjate asesorar por nuestro equipo de contenidos para ofrecerte el mejor servicio de hilo musical.

Dani Martín

Dani Martín

Enamorado de la música, he hecho de ella mi forma de vida. Compagino mi labor de gestor de contenidos musicales en Motiva, con mi otra gran pasión: animar las mejores fiestas y eventos como DJ.